Ir al contenido principal

Descubre las ventajas de contratar un vehículo de renting

A veces no es tan sencillo tomar la decisión de contratar un coche de renting. ¿Por qué? Simplemente la compra es la opción más habitual y conocida. Eso sí, hoy en día vamos abriendo la mente y descubrimos que “lo de siempre”, no significa que sea la mejor opción. Y si no, observa cuántas nuevas alternativas de movilidad han ido surgiendo en los últimos años.

Estas son algunas de las ventajas que no conocías del renting

Si creías que era solo para empresas, estás muy equivocado. Cada contrato de renting es un mundo. Puedes elegir qué equipamiento y servicios necesitas, y de ese modo la cuota mensual a pagar variará en función de lo que decidas.

Uno de los mitos más populares, es que el renting es más caro que la compra. Y no es así. En la cuota que pagas cada mes, no solo incluye el coche. La principal ventaja es que también van dentro todas aquellas cosas que no piensas a priori cuando lo compras: pago de impuestos, el mantenimiento, seguro, reparaciones, sustitución de neumáticos… Vaya, que te olvidas de todas esas cosas que en un momento dado pueden ahogarte.

Con la anterior ventaja, es evidente que con un coche de renting ahorras tiempo y dinero. Porque te olvidas de todas esas gestiones que te impiden dedicarle tiempo a lo que de verdad importa y además, no debes hacer ningún desembolso inicial. Por no mencionar que si tienes un negocio y contratas este tipo de servicio de movilidad, tienes ventajas fiscales muy llamativas.

En cuanto al tiempo del contrato relájate, todavía no tenemos pensado pedirte matrimonio. Puedes hacer tu contrato desde un mes hasta el tiempo que quieras. Y si algo deja de ser útil para ti porque tus circunstancias varían, puedes modificar el contrato o directamente cancelarlo.

Como decíamos al principio, tomar decisiones no siempre es sencillo, por eso intentamos no ponerte complicaciones. Descubre todas las ventajas del renting de la mano de nuestro especialista Gregorio Martínez.