Ir al contenido principal

Semana Europea de la Movilidad 2018: ¿Y qué nos queda por ver?

Durante esta semana, desde Alphabet os hemos dado las claves sobre las nuevas tendencias que están marcando y marcarán nuestra movilidad: la movilidad eléctrica, autónoma, conectada y compartida han sido las grandes protagonistas durante estos cuatro días.

Hoy queremos adelantarnos al futuro e intentar compartir con vosotros las inquietudes que rondarán en las mentes de muchos de vosotros: ¿Y ahora qué? ¿La realidad que nos espera dentro de unos años será tal y como vemos en “Futurama”? ¿Pondremos rumbo a nuestra “ciudad dormitorio” dentro de un vehículo volador igual que los de la película “el Quinto Elemento”? o ¿será igual que los que se pilotaba en “Los Supersónicos”?

Semana Europea de la Movilidad 2018 - ¿Y ahora qué?
Semana Europea de la Movilidad 2018 - ¿Y ahora qué?

Resulta increíble que esta serie animada de los años 60 haya despertado el interés de muchos expertos al predecir cosas que actualmente están sucediendo: videollamadas, relojes inteligentes o televisores gigantes de plasma, han sido algunos de los elementos que se mostraban en esta serie, producida hace más de 40 años, y que actualmente parece albergar la esperanza de que poco a poco el futuro está más cerca que nunca.

Y en términos de movilidad también. Sin que nos demos cuenta, la tecnología se ha integrado en los vehículos y en nuestra forma de desplazarnos. Paso a paso vemos cómo estos van siendo cada vez más autónomos o cómo ya es una realidad contar un asistente virtual instalado en nuestros vehículos, capaz de leer los mails o de indicarte los mejores restaurantes mientras estás viajando.

Puede que sea cuestión de meses, o de pocos años, que la movilidad que hoy creemos ‘futurista’ sea una realidad. Sin embargo, todos nos estamos acostumbrando poco a poco a estar más digitalizados y conectados con los vehículos que utilizamos para movernos y nos iremos adaptando a las nuevas tecnologías que vayan surgiendo, por lo probablemente no se produzca de una manera disruptiva. ¡Así que tranquilos… estaremos preparados!