Ir al contenido principal

Vehículo y conductor cada vez más conectados

Poco a poco, las compañías de automóviles van introduciendo las nuevas tecnologías, mejorando las prestaciones y la seguridad vial de los conductores. Los coches están pasando de ser un medio de transporte a una extensión más del teléfono móvil, pudiendo recibir información del tráfico en tiempo real, preguntar por la previsión meteorológica o abrir el garaje mientras conducimos.

En 1985 fue presentado en el Salón de Ginebra el primer coche conectado de la historia, el Citroën Eole, incorporando en el interior de este pantallas y teclados, al más puro estilo DeLorean en “Regreso al Futuro”. Actualmente, el mercado de la movilidad conectada crece a grandes marchas, y es que el uso de los datos asociados a los coches conectados podría generar un negocio de hasta 750.000 millones de dólares en 2030, según una estimación realizada por McKinsey.

La movilidad conectada, cada vez más protagonista

No solo las compañías automovilísticas se encuentran dentro de este sector del mercado, y es que las empresas tecnológicas también han comenzado a realizar grandes inversiones, con aplicaciones con las que podrás realizar la compra y que te la dejen en el maletero del coche (app Droppit, de Seat y Saba), o Amazon Alexa, para gestionar la agenda al volante o encender la calefacción de casa. Una de las empresas que más está apostando por la movilidad conectada es Seat, con dos modelos, Ateca y León, que contarán con el asistente virtual de Amazon mencionado anteriormente.

Semana Europea de la Movilidad 2018 - Movilidad conectada
Semana Europea de la Movilidad 2018 - Movilidad conectada

La aceptación entre el público es bastante positiva en nuestro país, si nos atenemos a los resultados de ‘Connected Car’ de Kantar TNS, que dice que el 63% de los españoles se plantea adquirir un 'coche conectado' en la compra de su nuevo vehículo, porcentaje superior a la media europea (53%). Por otro lado, el 55% de automovilistas espera que se le asesore acerca de este tipo de tecnología en su visita al concesionario.

La movilidad conectada servirá para reducir el número de accidentes en las carreteras, con avisos cuando superes la velocidad máxima permitida, cuando te sales de un carril, freno automático ante la presencia de objetos, personas o animales; o como la llamada automática de emergencia o ecall, obligatorio en todos los vehículos fabricados en la Unión Europea a partir del 31 de marzo de 2018.

Con el paso de los años (incluso de los meses), los coches irán incorporando cada vez más tecnología, con el fin de facilitarnos la vida y que el transporte sea más seguro; y es que la movilidad conectada es el primer paso para llegar a los coches sin conductor, mercado que cada vez copa más expectativa dentro de la movilidad.