Ir al contenido principal

La movilidad avanza: Compartir es vivir

Como dice el refrán ‘compartir es vivir’, este es el cimiento que sostiene las bases de esta tendencia. La bicicleta, la moto o coche eléctrico, el transporte público y otras formas eficientes de movilidad compartida son las propuestas que pone a nuestro alcance esta iniciativa para el transporte.

Sus posibilidades son infinitas ya que la idea es intentar adecuar el medio de transporte al trayecto que queramos realizar optimizando al máximo sus posibilidades. Este puede sonar muy abstracto en un principio, pero lo cierto es que con un poco de voluntad todos podemos conseguirlo.

Si quieres ir a hacer pequeños recados cerca de casa para qué vas a sacar el coche del garaje, si tenemos a nuestro alcance una red de transporte público que nos puede llevar casi a la ‘puerta’ de cualquier sitio. Si no tienes coche y te da pereza el metro o el autobús, las bicicletas o las motos eléctricas pueden facilitarte la libertad y la autonomía que necesitas para moverte por la ciudad.

Si vas al cine, al teatro o a una cena con amigos en el centro, coger tu coche tampoco es la mejor opción. Si el transporte público no te convence (porque vas justo de tiempo) que es sin duda la opción más sostenible, tienes la opción de usar las aplicaciones de car-sharing que se han puesto tan de moda como Car2Go o Emov, y así no tienes que preocuparte de dónde has aparcado, ni de luego tener que volver allí para irte a tu casa.

Pero si tu caso es que eres un conductor nato y no hay manera de quitarte la idea de salir con tu coche a todas partes, mentalidad muy común entre la gente que vive en zonas más residenciales y alejadas del centro, puedes hacer un uso eficiente de tu vehículo con pequeños esfuerzos.

La movilidad compartida, una de las claves actuales 

La movilidad compartida, Semana de la Movilidad Europea
La movilidad compartida, Semana de la Movilidad Europea

Cuando vayas a trabajar, habla con uno o dos compañeros con los que te lleves bien, que sepas que viven cerca, para poder ir y volver juntos todos los días que podáis. Con esta iniciativa contaminaréis mucho menos, podréis ahorrar compartiendo gastos en combustible e incluso tal vez forjes una amistad que no esperabas que sobrepasara nunca el ámbito laboral.

Si vas a salir con tus amigos, turnaros para llevar el coche, aunque cada día uno tenga que hacer de chófer, las ventajas lo compensan: menos gastos, menos contaminación, más facilidad para aparcar (porque solo hay que encontrar un sitio) y más tiempo con tus amigos, sabiendo que además estas colaborando para mejorar tu ciudad.

Si vas de viaje solo, o acompañado, pero aún tienes plazas libres en el coche no las desperdicies. Con las nuevas aplicaciones de carpooling, BlaBlaCar es el mejor ejemplo, puedes ponerte en contacto con gente que quiera ir al mismo sitio que tú y así optimizar al máximo la capacidad de tu vehículo, además compartiendo gastos disminuirás notablemente los costes de tu viaje. Con esta iniciativa también podrás conocer gente nueva, y compartir experiencias y opiniones.

La movilidad compartida ya es algo en boca de todos, y tú no te vas a quedar atrás. Europa celebra estos días la semana de la movilidad, así que si aún no has incorporado este uso ‘mejorado’ del transporte es el momento de que lo hagas.