Ir al contenido principal

5 rutas para disfrutar de las mejores tapas de España

Hoy, día 21 de junio, se celebra el Día Mundial de la Tapa. La tapa es una seña de identidad de España, referencia en la cocina en miniatura, y al mismo tiempo objeto de atención de cocineros innovadores. Desde Alphabet te recomendamos las 5 mejores rutas de tapas para hacer en coche.

Descubre las mejores rutas posibles para tapear

Rutas para ir de tapas por España
Rutas para ir de tapas por España
San Sebastián

¿Qué tienen en común París, Londres, Viena y San Sebastián? Todas cuentan con una calle dentro del ranking de las 12 mejores calles europeas del New York Times, y es que la calle “31 de agosto” ofrece una ruta de tapas increíble, con sus famosos pintxos como máximos. La Cepa, Gandarias, A fuego Negro… son algunos de los locales más conocidos de esta zona de San Sebastián.

31 de agosto es una de las fechas más trágicas para la ciudad de Donostia, y es que se trata de la fecha del incendio que asoló la ciudad, dejando esta calle como única “superviviente”, dándole nombre como homenaje. La fusión de pintxos y pasear hacen de este plan perfecto para conocer Donostia.

León

León y su provincia cuenta con grandes reclamos turísticos, como la impresionante Catedral, una de las joyas góticas de Europa; la Basílica de San Isidro o Parador de San Marcos. Y tras unas horas de turismo, llega la hora de comer, y León te ofrece el fantástico Barrio Húmedo, en la zona del casco antiguo de la ciudad y cerca de la mencionada Catedral. Una de las curiosidades de los locales de esta parte de la ciudad es que se han ido especializando, como las patatas del Flechazo o las morcillas de La Bicha.

Esta ruta de tapas te llevará hasta la plaza de San Martín, donde se encuentran los bares y locales más visitados. Pero el encanto de esta zona de León no acaba aquí, y es que las tapas son… ¡gratis! Eso sí, pidiendo previamente un vino o consumición; y cuidado buscando el Barrio Húmedo, porque no hay carteles que indiquen su posición. Además, este año León es Capital Española de Gastronomía. 

Mallorca

Si hay un sitio donde disfrutar el buen tiempo es Mallorca. Kilómetros de carreteras bordeando el mar hacen de la isla balear el lugar perfecto para conducir, pudiendo además aprovechar los chiringuitos y bares típicos de la isla. Conocida como La Latina de Mallorca, el Barrio de Santa Catalina es un barrio muy mallorquín y poco a poco se ha convertido en uno de los destinos favoritos para los turistas.

Al encanto de las tradicionales casitas mallorquinas, se le une el buen tiempo y unos lugares ideales para poder comer. Como recomendación, el frito mallorquín; un plato que congrega todos los sabores típicos de la isla balear (cordero, patatas, cebolletas, laurel, aceite de oliva…). Uno de los mejores días para aprovechar el “tapeo” es el sábado, donde el aperitivo del mediodía se alarga hasta las tantas (en Mallorca lo llaman “tardeo”). 

Granada

La ciudad de la Alhambra cuenta con una gran tradición de tapas, pero sin tener una localización en concreto. Campo del Príncipe o la zona de la Catedral son las zonas céntricas más populares para el tapeo en la ciudad granadina, pero son muchos los que prefieren perderse por las zonas más alejadas del centro para disfrutar de tapas con mayor calidad (y cantidad), como los alrededores de la plaza de toros, el Zaidín o la Chana, la zona universitaria.

Después de descubrir que encierra una ciudad como Granada, con una fusión ideal de culturas, los bares y locales de la ciudad te esperan para que descubras el encanto del sur. Algunos de los bares más conocidos son La Rivera, Casa Julio (más conocido como Ca Julio) o Bar Soria, donde es habitual ver a Jota, integrante del grupo Los Planetas, con una cervecita. Como recomendación, no deberías salir de Granada sin haber probado una tapa de pescaíto frito.

Madrid

La capital de España no podía quedarse fuera de esta lista, y es que el ir de tapeo se ha hecho un hueco en toda la oferta turística que tiene que ofrecer Madrid. Con muchas zonas para tomar algo, La Latina sobresale sobre el resto, un sinfín de calles para ir correteando y descubriendo la magia de esta parte de Madrid de terraza en terraza, pudiendo crear rutas infinitas. La calle Segovia, las Vistillas, la Puerta de Toledo, el Rastro y la plaza de la Cebada se unen para formar La Latina, que tiene los domingos su punto álgido.

El encanto de La Latina reside en lo mencionado anteriormente: rutas infinitas. Puedes llevar en Madrid cinco, seis o siete años y aun no conocer toda la oferta gastronómica que ofrece esta parte de la capital. Las tapas y montaditos copan el protagonismo de la zona, pero también puedes llegar hasta la Plaza Mayor y disfrutar de los famosos bocadillos de calamares, o un tapeo más castizo, en la calle Ponzano.

 

Y hasta aquí nuestras recomendaciones, ¡por nuestra parte solo nos queda desearos que os aproveche!