Ir al contenido principal

Los distintivos medioambientales en cinco puntos

Si tienes un vehículo es muy probable que en los últimos meses hayas recibido una carta de la Dirección General de Tráfico con una etiqueta adhesiva de color verde o amarillo. La distribución de estos distintivos medioambientales (que comenzó en octubre de 2016 en algunas provincias y que ahora se está completando a nivel nacional) tiene su origen en una normativa derivada del Plan nacional de calidad del aire y protección de la atmósfera que propone la clasificación de los vehículos en función de sus niveles de contaminación para regular las emisiones en las grandes ciudades.

Sin embargo, todavía no todos los usuarios tienen clara la utilidad de estos distintivos. Por ello, respondemos las cuestiones más recurrentes.

¿Qué son exactamente los distintivos medioambientales?

 

¿Qué objetivos se persigue con esta medida?

En pocas palabras: discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente. Tal y como ha informado la DGT, se trata de buscar un instrumento eficaz para establecer políticas municipales que, entre otras cuestiones, sean útiles en episodios de alta contaminación, permitan establecer zonas de bajas de emisiones en los centros urbanos y contribuyan al mismo tiempo a la promoción de vehículos propulsados por energías alternativas. 

¿Cuántos distintivos medioambientales existen y a qué tipo de vehículos aplican?

La categorización establece cuatro distintivos: Cero Emisiones, ECO, C y B (como los que muestra la imagen).

¿Todos los vehículos deben llevar el adhesivo medioambiental?

No. A los titulares de los vehículos más antiguos y contaminantes no se les hará llegar el distintivo medioambiental. Entre otros criterios, la clasificación no incluye a los vehículos matriculados antes del año 2000.

¿Es obligatorio utilizar el distintivo? Sí es así, ¿cuál es la forma correcta de hacerlo?

La colocación del adhesivo es voluntaria y la recomendación de la DGT es situarlo en la parte inferior derecha del parabrisas delantero. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, aunque decidamos no colocar el distintivo medioambiental, cada administración cuenta un registro actualizado y con información en tiempo real de los vehículos matriculados en la DGT. De esta forma, en caso de que fuera necesario, se podrá verificar instantáneamente a qué tipo de etiqueta correspondería cada vehículo.

¿Qué ventajas puedo obtener con la utilización de este distintivo?

Aunque las medidas y políticas de gestión varían de un municipio a otro, la normativa contempla medidas para favorecer a los vehículos de emisiones cero y aquellos más eco-friendly. Entre algunas de ellas, destacan la gratuidad en el aparcamiento de sus vehículos en zona ORA en las grandes urbes, el uso libre del carril BUS VAO en las ciudades que lo poseen, la entrada permitida en zonas de tráfico restringido, la libre circulación en episodios de alta contaminación o las ventajas fiscales por la adquisición de estos vehículos.

Si todavía no has recibido tu distintivo o quieres saber en qué grupo está categorizado tu vehículo, puedes consultarlo en este fichero online oficial.