Ir al contenido principal

Diferencias entre Renting, Leasing y Financiación

Desde Alphabet tenemos en cuenta que existe cierta confusión alrededor de los conceptos “Renting”, “Leasing” y “Compra Financiada”. Por eso a través de vídeos como el de nuestro especialista Jesús Illana, tratamos de facilitar este tipo de decisiones para sacar el máximo partido a tu inversión en movilidad.

 

 

Principales diferencias entre el Renting, el Leasing y la Financiación

 

Una de las principales ventajas del renting sobre el leasing y la compra financiada, es que el vehículo no es de tu propiedad. Es decir, si en un futuro quisieras venderlo porque tus circunstancias han cambiado, tendrías que correr el riesgo de la depreciación que sufriría el coche en el mercado. En cambio con el renting puedes decidir el tiempo por el que lo quieres contratar y una vez expire dicho tiempo, tienes muchas posibilidades; desde ampliar el plazo porque te sigue convenciendo, devolverlo porque ya no te convence o comprarlo si definitivamente te decides a que sea tuyo.

En cuanto a los servicios, sucede algo similar que con la propiedad. En el caso del Leasing y la Financiación, deberás hacer frente a los gastos aparejados al vehículo que no estén cubiertos en la contratación. Como por ejemplo el mantenimiento, la sustitución de neumáticos, el pago de impuestos, la gestión de multas… En cambio en el renting, todos esos servicios se concentran en una única cuota mensual que no cambia, para que no te lleves sustos y tengas mayor control sobre tus gastos.

En la vida encontramos infinidad de momentos en los que debemos elegir. Así que si desde Alphabet te hemos echado una mano con las dudas que te quedaban entre los conceptos de renting, leasing y financiación, nosotros ya nos damos por satisfechos. 

¡Buen viaje!