Ir al contenido principal

Consejos prácticos para que tu coche esté a punto en Semana Santa

A punto de iniciar el primer descanso vacacional de 2018, la Semana Santa o lo que es lo mismo, la mayor concentración de coches de todo el año, con una estimación de 15 millones de vehículos circulando por nuestras carreteras, según la Dirección General de Tráfico (DGT)… ¿nos hemos planteado si somos capaces de realizar los primeros auxilios a nuestro coche en caso de necesidad?

Consejos para poner tu coche a punto para Semana Santa

 

La “madrugá” de Sevilla, el traslado del Cristo de Mena en Málaga, el Vía Crucis del Cristo Negro en Cáceres o el sonido atronador de los tamborileros en Calanda, son algunos de los eventos más impresionantes de cara a esta Semana Santa. Por eso, la última edición de la Radiografía de los Hábitos de Movilidad de los Españoles promovida por el Foro de Movilidad de Alphabet te da las respuestas y te ofrece consejos para poder tener tu coche en las mejores condiciones:

 

  

Recuerda todos estos consejos para viajar en coche en Semana Santa
Recuerda todos estos consejos para viajar en coche en Semana Santa

Cambiar una rueda: el gran problema para el 40% de la población española

 

Reemplazar una rueda es el inconveniente más común y por ello el principal dolor de cabeza a la hora de sufrir una avería en el coche. Y es que el 40% de la población española no sabría sustituir un neumático en caso de pinchazo. Los jóvenes de entre 18 a 30 años son los que menos conocimientos tienen sobre este tema con un 41%, al contrario que la población de más de 61 años, en el que el 80% de ellos reconocen que sustituir una rueda por otra no supondría ninguna dificultad.

 

Es muy importante tener bien controlado la presión de las ruedas de los vehículos antes de salir de casa y cuidado con tenerlas muy hinchadas ya que a mayor presión, mayor deformación y menor superficie de contacto con el asfalto. 

 

Mientras que el 86% de la población es capaz de mirar el nivel del aceite, tan solo el 35 % sabe cambiarlo

 

El aceite es vital para el automóvil. Su función principal se basa en lubricar las partes metálicas del motor. Sin embargo, es algo que a veces se pasa inadvertido. El 86% de los ciudadanos sería capaz de mirar en qué estado se encuentra el aceite de sus vehículos, tan solo un 35% sabría cambiarlo.  

 

Los expertos recomiendan cambiarlo periódicamente, sobre todo de cara a un viaje más largo de lo habitual, ya que se contamina por el uso y el motor puede sufrir daños.

 

Ante un viaje por la noche, una buena iluminación de nuestro vehículo puede ser nuestro mejor amigo.

 

Durante el día, los atascos suelen ser más frecuentes en cualquier operación salida o regreso vacacional, por eso muchos viajeros optan por viajar de noche para no encontrarse con ninguno de esos atascos. En este caso las luces juegan un papel fundamental en el trayecto, aunque la DGT también aconseja llevarlas durante toda la jornada para mejorar la visibilidad frente a otros. Un consejo que, aunque en España aún no sea obligatorio, muchos países europeos ya lo han impuesto como Finlandia, Suiza, Suecia o Polonia.

 

Es importante no olvidarnos de ellas ya que la multa, en el caso de que te detengan y detecten una luz fundida, puede llegar hasta los 200 euros. Es esencial llevar tanto las luces delanteras como las traseras en perfecto estado y cambiarlas en el caso de que estas se fundan.

  

Cuidado con cambiar el agua del motor cuando se encuentre caliente

 

Este problema puede ser muy común, debido a las prisas de salir cuanto antes o también al desconocimiento de ello. Aunque el 87% de los españoles sabrían cómo rellenar el depósito del agua cabe destacar el porcentaje de los que no sabrían hacerlo (un 13%) y que podría producir una seria avería en el vehículo.

 

Es importante recordar que este proceso tiene que realizarse con el motor completamente en frío, para evitar un sobrecalentamiento o escape que nos pueda quemar la cara y las manos. Por eso, antes de ponerte en marcha, recuerda vigilar bien el estado del motor y llevar una botella de agua para que este factor no pille a nadie desprevenido.