Ir al contenido principal

Calentando motores con carreteras de cine para los Oscar 2018

Llegó la gran fiesta del cine, este domingo se celebra la 90º edición de los Oscar. Tras un año de espera, las apuestas ya están encima de la mesa. Desde Alphabet te proponemos un plan: disfrutar de algunas de las mejores “road movies” de la historia del cine que han sido nominadas e incluso ganadoras de alguna estatuilla.

Con motivo de los Oscar: 5 carreteras de cine

 

  • Atrapa a un ladrón (Alfred Hitckock, 1955): Comenzamos nuestro viaje en Europa, rememorando una de las escenas Hollywoodienses más famosas. En 1955, la musa de Hollywood en aquella época, la americana Grace Kelly, rodaba a las órdenes de Alfred Hitchkock la película “Atrapa a un ladrón”. Ambientada en la Ciudad de Mónaco, dentro de la Riviera Francesa, nadie se imaginaría hasta qué punto estos paisajes conquistarían nuestro corazón, al igual que el Príncipe monegasco Rainiero II conquistó el corazón de Grace Kelly. Sería una de sus últimas películas, antes de embarcarse en la aventura de su vida: ser Princesa de Mónaco.

 

Con un Oscar a la mejor fotografía de color, y varias nominaciones a sus espaldas, una de sus escenas dignas de recordar sin duda es aquella en la que Grace Kelly pisa en la carretera el acelerador de su vehículo, atravesando vertiginosamente las curvas de esta majestuosa ciudad. A su lado, Cary Grant aparenta tranquilidad, ante la incomodidad y el temor producidos por la velocidad de la persecución que hizo historia en el cine.

Nadie se podía imaginar entonces que en ese mismo recorrido se sucedería el trágico final que  acabó con la vida de la aclamada princesa unos años después.

Hoy en día esta carretera, que se extiende entre las montañas de Menton y Niza, ofrece una vista panorámica de la costa monegasca muy reclamada por los turistas.

 

  • Thelma & Louise (Ridley Scott, 1991): La ruta 66, que recorre de este a oeste el país americano, es una de las carreteras más famosas de todo el mundo. Escenario de muchas películas en el cine, una que no podemos dejar pasar es Thelma & Louise, rodada en 1991 y que cuenta con un Oscar al mejor guion original.

    La historia de dos amigas, que de forma inesperada se convierten en fugitivas, cautivó a millones de espectadores que pedían a gritos justicia en todas las salas de cine. Sin embargo, tuvieron que conformarse con un desenlace muy diferente al deseado y que distaba mucho del clásico final feliz a los que Hollywood acostumbraba entonces.

Como curiosidad, os contamos que la mítica escena final, no era la que Ridley Scott tenía prevista inicialmente, pero debido al “impacto” de los espectadores que pudieron verla, decidieron editarla para crear así una escena célebre sobre dos valientes, dos heroínas que convirtieron su amistad y su lucha personal en una historia memorable.

  • Una historia verdadera (David Lynch, 1999): Esta vez nos trasladamos a una carretera entre Iowa y Wisconsin. Disney rescató una historia real marcada por la superación y que, sin duda, merecía ser contada. La historia de Alvin Straight, un anciano que decide recorrer nada menos que 500 kilómetros en una cortacésped, para ver a su hermano enfermo, con el que lleva 10 años sin hablarse.

Richard Farnsworth fue nominado al Oscar al mejor actor por esta película y Disney consiguió que la crítica la aplaudiera al calificarla como una obra maestra.

 

  • Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton,  Valerie Faris, 2006): “Magnífico debut”, “No solo es un film divertido, es también un canto a la diferencia”. Así acogieron los críticos esta película que en 2006 obtuvo 2 Oscar: al mejor guion original y al mejor actor de reparto, Alan Arkin. La historia narra el viaje de tres días por carretera de una familia rumbo al oeste para conseguir el sueño de una niña: ser reina del concurso “pequeña Miss Sunshine”. Poco a poco, a medida que los kilómetros pasan, los personajes también se van transformando para convertir esta película en un canto a la familia y sobre todo a que siempre permanezca unida.  
  • Hacia rutas salvajes (Sean Penn, 2007): Finalizamos nuestro recorrido en Alaska, alojados en “el autobús mágico”, tras acompañar a Christopher Johnson McCandless en la aventura de su vida. Basada en hechos reales, este film, que obtuvo 2 nominaciones a los Oscar (mejor montaje y actor de reparto), cuenta la biografía de un joven que soñaba con dejar atrás su vida acomodada y llena de lujos y vivir sin tener nada. Un total 5.432 kilómetros desde El Segundo (California), hasta Alaska que le llevarán a valorar el sentido de la vida a medida que avanza en su camino.

Esperamos que estas películas en las que aparecen carreteras que con los años se van mitificando, os hayan abierto el apetito para disfrutar este domingo de la fiesta del cine por excelencia: la 90ª edición de los Oscar.