Hasta siempre.

Publicado en Diciembre 18, 2014

A finales de 1998 sólo había 116.000 vehículos de renting en España. Con ese volumen de mercado, unos meses más tarde un grupo de personas vivimos la aventura de fundar CW Lease en nuestro país como filial de ING, un grupo holandés muy fuerte del que pocos habían oído hablar. Aquí decidimos que la “W” era demasiado larga y nos referíamos a la compañía como “CV Lease”. Era el primer o segundo trabajo serio para la mayoría de nosotros, teníamos más ilusión que medios y no nos cansábamos de explicar que el renting era un alquiler con todos los servicios incluidos que estaba muy implantado en Europa, lo que dotaba al producto de una indudable categoría.

Desde entonces han sido innumerables los proyectos en los que hemos trabajado, pero ahora mismo me vienen a la memoria algunos momentos que se me han quedado grabados de una forma muy especial. Además del periodo fundacional de la compañía, en el que cada minuto lo viví como una experiencia apasionante y de un gran enriquecimiento, el cambio de marca de CW Lease a ING Car Lease supuso un hito que nos dio la oportunidad de sentirnos miembros de pleno derecho de una familia mucho más grande que nos acogió con los brazos abiertos.

En 2005 decidimos crear el Departamento de Servicio al Cliente y evitar la molestia a los clientes de tener que interactuar con el backoffice de la compañía. En ese momento comenzamos con el desarrollo de “La Fábrica”, un nuevo modelo de gestión, inicialmente solo relacionado con la gestión de solicitudes, cuyo nombre pretendía representar la aportación que teníamos que hacer todos en la “línea de producción” de nuestra “fábrica” de servicio al cliente. El gran cerebro que aún hoy nos organiza el trabajo, haciendo que todos sepamos qué hacer, cómo hacerlo y, sobre todo, cuándo hacerlo para que el cliente tenga un buen servicio. Posteriormente aprendimos que aquello de lo que nos sentíamos tan orgullosos lo llamaban en el resto de Europa “workflow” y que el nuestro era de los más avanzados. Ese fue el primer momento en el que entendí lo que significaba la resistencia al cambio, porque nos costó bastante implantar algo sin lo que hoy no podríamos sobrevivir.

Otro hito que recuerdo bien es la adquisición de Universal Lease Iberia a finales de 2008, difícil de entender desde fuera en aquel momento, especialmente a las puertas de una profunda crisis económica, pero que supuso un cambio fundamental en la compañía. No solamente aumentamos un 80% nuestra flota y nos posicionamos en el grupo de competidores importantes en España, sino que además generó una pequeña revolución interna que nos hizo ser mucho más flexibles que hasta ese momento. La compañía hoy no sería la misma sin esta fusión.

También me viene a la memoria el lanzamiento de DriveOn, nuestro centro de vehículos de ocasión que, desde febrero de 2011, ha contribuido a modernizar y mejorar el modelo de venta de este tipo de vehículos con más de 1.700 unidades vendidas y, lo más gratificante, una recomendación por parte de nuestros clientes de un 70 en la escala NPS, similar a la de grandes referentes como Apple.

Y, como no, recuerdo de manera muy especial la adquisición por parte del Grupo BMW de ING Car Lease y su posterior fusión con Alphabet. Una fusión perfecta entre el conocimiento del ne­gocio multimarca de ING y la calidad de servicio y el respaldo financiero de un gran grupo como BMW que han hecho posible la creación de la cuarta compañía de renting de Europa con el objetivo de ser la compañía lider en servicios de movilidad corporativa. El Grupo BMW le dio a la compañía un nuevo hogar, un futuro, y todo el proceso fue impecable en la forma y en el fondo.

Tras el anuncio de mi nombramiento como Director General de Alphabet Holanda, el primer sentimiento que tuve (y que aun permanece) fue de una profunda gratitud a todas las personas que me habían ayudado durante estos 16 años en la compañía. La verdad es que he estado rodeado de buenos profesionales que además han sido buenas personas, fieles a sus valores y que han demostrado un gran compromiso con la empresa. Un equipo que ha sabido avanzar en el camino del renting a la movilidad, de servicios enfocados en el vehículo a servicios flexibles enfocados en las personas, del negocio a aportar valor a la sociedad creando una plataforma como el Foro de Movilidad para investigar y difundir información sobre el futuro de la movilidad en España, contribuyendo así a que se tome conciencia de los problemas y podamos aportar algo para solucionarlos.

Me despido muy agradecido por todo lo que he recibido en este tiempo y por haber contado con la confianza de clientes y proveedores que son claves en este gran proyecto empresarial llamado Alphabet España. También me despido tranquilo, sabiendo que Rocío es la persona más adecuada y mejor preparada para llevar esta compañía al siguiente nivel.

Hasta siempre.

Publica un comentario
Su cuenta de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *
Mostrado al lado de sus comentarios*
No se muestra publicidad. *
Si tiene página web, introduzca el link aquí
Cerrar todos los comentarios
Ver todos los comentarios